Las ilusiones ópticas del Partenón

  • Columnas que parecen perfectamente verticales. Así es como las vemos, pero en realidad todas las columnas están ligeramente inclinadas hacia dentro, incluyendo las de las esquinas que se inclinan hacia la diagonal. En la siguiente vista esquemática de la planta del Partenón podemos apreciar esta característica.

Si las columnas fueran completamente verticales tendríamos la sensación de que el edificio “cae” encima de nosotros cuando lo observamos desde el suelo. La ligera inclinación hacia el interior, además de contrarrestar este efecto óptico de distorsión, permite también generar la sensación de que la estructura del templo tiene una gran estabilidad.

Como curiosidad, debido a que todas las columnas están inclinadas hacia dentro, si proyectáramos sus ejes hacia el cielo, llegaría un momento en el que convergerían.

Según la información que aparece en un documental de la productora británica October Films en el que se analizan las dimensiones y proporciones del Partenón, las columnas de las dos fachadas (lados cortos del templo) convergerían a una altura de 4800 metros, mientras que las de los dos laterales (lados largos del templo) lo harían a 2400 metros.

Suponiendo que las cifras anteriores fueran correctas y dando también por válidas las dimensiones del Partenón ya mencionadas de 69.5 metros de largo por 31 metros de ancho, resulta muy fácil determinar matemáticamente el ángulo de inclinación de las columnas:

Según estos cálculos las columnas de las fachadas estarían más inclinadas que las de los laterales. Como curiosidad, en el documental al que me refería, mencionan por error justamente lo contrario.

Si te dedicas a la enseñanza de las matemáticas, el ejemplo anterior te puede servir para plantear el enunciado de algún problema en el que los alumnos tengan que calcular la altura a la que convergerían 2 columnas a partir de su ángulo de inclinación y de la distancia entre ellas. Por supuesto, a partir de 2 datos cualesquiera podrán calcular el valor de la tercera variable. Poniéndolo en el contexto de la antigua Grecia, del Partenón y de Pitágoras, aunque este vivió con anterioridad a su construcción, seguro que puede servir para despertar el interés por la trigonometría.

  2 comentarios para “Las ilusiones ópticas del Partenón

  1. 14 abril, 2019 at 11:07 pm

    Fascinante tu trabajo.

    • 15 abril, 2019 at 6:37 am

      Muchas gracias por tu comentario, Raffael. Me alegra que te gusten los contenidos del blog. Si tuvieras cualquier sugerencia, será bienvenida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de privacidad. *

 

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: Aurelio Sánchez Estévez
Finalidad: Gestionar los comentarios que realizas en este blog.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: 1&1 Internet España S.L.U. (proveedor de hosting de Ilusiones Matemáticas).
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso, así como nuestra política de cookies. Pulsa en el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies