Las ilusiones ópticas del Partenón

A mediados de mayo estuve varios días en Atenas por motivos de trabajo y por fin tuve oportunidad de ver de cerca uno de los más emblemáticos e impresionantes monumentos de la Antigua Grecia: el Partenón.

Algo que no todo el mundo sabe es que cuando observamos este templo, nuestro sentido de la vista está siendo engañado de forma simultánea por varias ilusiones ópticas basadas en las matemáticas que hacen que la percepción visual del monumento resulte estéticamente perfecta.

En realidad, estoy exagerando con la afirmación anterior para llamar la atención sobre el hecho de que existen numerosas opiniones sobre los motivos que pudieron tener los arquitectos griegos del Partenón para que la edificación tenga el aspecto que percibimos cuando la observamos. Como veremos más adelante, la corrección de ilusiones ópticas indeseadas pudo ser una de las razones que llevaron a los arquitectos a incorporar ciertos refinamientos, aunque desde luego no parece que esa fuera la única motivación.

Hacía bastante tiempo que me había planteado escribir un artículo sobre el tema y ha sido esta reciente visita la que me ha dado el empujón definitivo para hacerlo. Pero antes de entrar en el análisis de las posibles ilusiones ópticas presentes en el Partenón vamos a remontarnos a los orígenes de esta imponente obra.

Un poco de historia

El Partenón es uno de los principales templos dóricos que se conservan, aunque también utiliza elementos del orden jónico. Fue construido entre los años 447 y 432 a.C. en la Acrópolis de Atenas y se dedicó a la diosa griega Atenea, considerada por los atenienses como su protectora.

El político y orador Pericles fue el impulsor de la obra como agradecimiento de la ciudad a los dioses por su victoria contra los persas. El templo está realizado casi exclusivamente con mármol blanco procedente del monte Pentélico, caracterizado por la uniformidad de su color, pero con un ligero matiz que produce un brillo dorado a la luz del sol.

Partenón de Atenas – 13 de mayo de 2018

 

Fueron tres los arquitectos encargados: Ictino, Calícrates y Fidias. Los dos primeros estuvieron bajo la supervisión de Fidias, quien además fue el autor de la decoración escultórica y de la gran estatua de Atenea Partenos que era la pieza central del templo. Para la construcción de esa estatua, que tenía 12 metros de altura incluyendo un pedestal de 1,5 metros, se empleó marfil y 1200 kg. de oro. Debido a su composición, a este tipo de esculturas se les denomina criselefantinas o crisoelefantinas.

El término “Partenón” significa literalmente “la residencia de las jóvenes”, en este caso la residencia de Atenea Partenos.

Réplica de Atenea Partenos – Partenón de Nashville (Tennesee)

Hasta 1687 el templo se conservaba en buenas condiciones. Sin embargo, en ese año la república de Venecia estaba en guerra contra el imperio otomano y el Partenón estaba siendo utilizado como depósito de pólvora por el ejército turco. Uno de los cañonazos de las tropas venecianas bajo el mando del almirante Francesco Morisini causó una enorme explosión que destruyó gran parte de la edificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de privacidad. *

 

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: Aurelio Sánchez Estévez
Finalidad: Gestionar los comentarios que realizas en este blog.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: 1&1 Internet España S.L.U. (proveedor de hosting de Ilusiones Matemáticas).
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso, así como nuestra política de cookies. Pulsa en el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies